Significado del escudo nacional de México

Símbolo importante de la política y la cultura mexicanas durante siglos. El escudo de armas representa un águila dorada mexicana posada en un cactus de pera espinosa devorando una serpiente de cascabel.

Para la gente de Tenochtitlan esto tendría fuertes connotaciones religiosas, pero para los europeos, vendría a simbolizar el triunfo del bien sobre el mal (con la serpiente a veces representativa de la serpiente en el Jardín del Edén).

El escudo de los Estados Unidos Mexicanos es, así mismo, el sello utilizado por el gobierno de México en cualquier documento oficial emitido por las autoridades federales, estatales o municipales.

Es una versión modificada del escudo nacional, con la adición del nombre oficial completo del país Estados Unidos Mexicanos, en un alojamiento semicircular en la parte superior del sello. Las monedas actuales y pasadas en pesos mexicanos han tenido el sello grabado en el anverso de todas las denominaciones.

Significado del escudo nacional de México

El escudo de armas recuerda la fundación de la Ciudad de México, entonces llamada Tenochtitlan. La leyenda de Tenochtitlan, como se muestra en los códices, pinturas y códices post-Cortesianos de Mexica originales, no incluye una serpiente.

Lee también:  Curiosidades de la Ciudad de México

Mientras que el códice Fejérváry-Mayer representa un águila que ataca a una serpiente, otras ilustraciones mexicas, como el Códice Mendoza, muestran solo un águila; sin embargo, en el texto del Códice Ramírez, Huitzilopochtli le pidió a la gente de Tenochtitlan que buscara un águila que devorara una serpiente, posada en un cactus de pera espinosa.

En el texto de Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin, el águila está devorando algo, pero no se menciona qué es. Otras versiones (como la parte trasera de los Teocalli de la Guerra Sagrada) muestran al águila que agarra el símbolo azteca de la guerra, el glifo Atl-Tlachinolli o “agua quemada”.

Además, los significados originales de los símbolos eran diferentes en numerosos aspectos. El águila era una representación del dios sol Huitzilopochtli, que era muy importante, ya que los mexicas se referían a sí mismos como la “Gente del Sol”.

El nopal (cactus) lleno de sus frutos, llamado “nochtli” en náhuatl, representa la isla de Tenochtitlan. Para los mexicas, la serpiente representaba sabiduría y tenía fuertes connotaciones con el dios Quetzalcóatl. La historia de la serpiente se derivó de una traducción incorrecta de Crónica mexicáyotl por Fernando Alvarado Tezozómoc. En la historia, el texto náhuatl ihuan cohuatl izomocayan, “la serpiente silba”, fue mal traducido como “la serpiente está rasgada”.

Lee también:  ¿Cuál es el patrimonio natural de México?

En base a esto, el padre Diego Durán reinterpretó la leyenda para que el águila represente todo lo que es bueno y correcto, mientras que la serpiente representa el mal y el pecado.

A pesar de su inexactitud, la nueva leyenda fue adoptada porque se ajustaba a la tradición heráldica europea. Para los europeos representaría la lucha entre el bien y el mal. Aunque esta interpretación no se ajusta a las tradiciones precolombinas, fue un elemento que los primeros misioneros podrían utilizar para los fines del evangelismo y la conversión de los pueblos nativos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contadores