¿Cuál es la flor nacional de México?

Las dalias son conocidas en todo el mundo por su belleza, por sus particulares formas y colores.

En Mesoamérica, este tipo de flores fueron empleadas en la época prehispánica con el fin de adornar casas y templos, tanto en rituales religiosos como en el día a día; además, se usaban como inspiración para crear collares, vasijas, entre otros artefactos.

¿Cuál es la flor nacional de México?

Por ello y  más, la dalia es considerada como la flor nacional de México.

La flor nacional de México

La dalia era conocida por los pueblos del centro de México como acocoxóchitl; y en el año de 1963 fue declarada como la flor nacional de México, simbolizando la “floricultura nacional”, por el entones presidente de la República: Adolfo López Mateos. Además, se cree que México es un punto de origen de esta hermosa flor.

Su importancia como “flor nacional de México” es tal, que en el año de 2008 se creó la Asociación Mexicana de la Dalia, y el 4 de agosto es considerado,  así mismo, como el día nacional de la dalia.

Lee también:  ¿Cómo es la calidad de vida en México?

Cabe señalar que los principales estados productores de la flor nacional de México son: Michoacán, Puebla, Morelos, la Ciudad de México y el Estado de México.

Uso de la flor nacional de México

Tanto en la antigüedad como en la época contemporánea, el uso de la dalia ha sido sobre todo ornamental, empleada individualmente y en grupo. En el país existen 36 diferentes especies de dalia, todas ellas empleadas en jardinería u ornamentación.

A su vez, la raíz de la flor nacional de México es empleada en la medicina tradicional; principalmente, para tratar fuegos labiales y tos crónica.

Los pétalos de la dalia y las raíces son comestibles, por lo que existen diversas recetas elaboradas en la región del centro y sur de México; algunas de ellas, herencia directa de los pueblos indígenas de la región.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.