Regionalismos de México

La riqueza de México no sólo puede observarse en sus paisajes, su flora y fauna; sino también en la riqueza lingüística de sus habitantes. Y esto puede comprobarse fácilmente si sacamos a colación el tema de los regionalismos en México.

Si eres mexicano, seguramente alguna vez has viajado a otro estado o ciudad y te has percatado de que las personas del lugar, de vez en vez, hablan con palabras de las cuales desconoces el significado; o bien, nombran con alguna palabra diferente a alguna comida u objeto que tú conoces con otro nombre.

Bien, pues esto se debe, en buena medida, a la existencia de los regionalismos; los cuales forman parte de los dialectos de una lengua (un dialecto es la forma de expresión particular de una región geográfica).

Así, prácticamente en cada una de las 32 entidades que conforman México, podemos encontrar regionalismo; si bien esto no implica demasiada dificultad en el acto comunicativo, si puede crear dudas o pequeñas confusiones.

Lee también:  Diversidad cultural de México

Otra característica de los regionalismos de México (y del resto del mundo), es que se encuentran siempre en continua evolución. Por ello, si en cierta región, estado o ciudad del país hace diez años se le conocía a algo con determinado nombre; puede ser que por cuestión de moda dicho regionalismo haya cambiado completamente.

Además, si bien no está comprobado, es común que mientras más te alejes de la región o estado al que perteneces; por ejemplo, si viajas desde Chihuahua hasta Chiapas (del extremo norte al extremo sur del país), tendrás mayores dificultades para entender los regionalismos del lugar en cuestión; y es que los regionalismos en México se encuentran ligados a otros elementos, incluso como la flora y fauna de la región; pues, por ejemplo, si en las zonas donde se habla náhuatl es más común que se hable de “tlacuache” para referirnos al animal, en regiones del norte donde el náhuatl no fue una lengua hablada por sus antiguos habitantes se le denomine con otros nombres, por ejemplo: “zarigüeya”. Y ejemplos como este podemos observar muchos en el español hablado a lo largo y ancho de México.

Lee también:  Zonas arqueológicas de México

Es por ello que, en esta ocasión, hemos decidido presentarte algunos de los regionalismos más populares de México, algunos de ellos conocidos y usados en la mayor parte del país. Echa un vistazo a continuación:

Autobús – bus, camión, buseta, pecera, entre otros nombres.

Bronca- conflicto, problema, pelea.

Trabajo- jale, chamba, laburo.

Bueno- chido, chingón, padre.

Alguien que suele hablar demasiado- cotorro, perico, hablador, hocicón, lengua larga.

Niños- plebes, crías, chavos, chamacos, entre otros.

Amigos- Camaradas, carnales, cuates, compas.

Dinero- plata, lana.

Que no funciona- jodido, tronado, amolado, descompuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.