Historia de los mayas en México

Mesoamérica fue la cuna de algunas de las más grandes civilizaciones que ha visto todo el continente americano. Desde las costumbres bélicas y el nivel de educación de los aztecas, hasta los olmecas y su complejo manejo de la agricultura. Sin embargo, uno de estos imperios se estableció durante dos milenios y destacó por un sorprendente nivel de desarrollo en lo que respecta a su educación, conocimiento y subsistencia.

¿Quiénes fueron los mayas? ¿Cuál fue su historia? ¿En qué punto cayó este magnífico imperio? Aquí te damos las respuestas a todo esto.

Comienzos

Los registros de los primeros asentamientos realizados por pequeños grupos mayas se remontan al 2600 a.c, durante su establecimiento en las actuales tierras de Belice. Si bien era un período temprano de su historia, manejaban cultivos simbióticos como el maíz y los frijoles.

Los primeros establecimientos un poco más duraderos se realizaron en las cercanías de las costas del Pacífico en la región de Soconusco, aproximadamente en los primeros años de 1800 a.c. Parte de los registros que se obtienen de esta época se encuentran en esculturas de barro y vasijas de barro.

Lee también:  Qué son las Leyes de Reforma

Para el 750 a.c sus pequeños poblados se habían convertido en ciudades de una extensión e importancia considerable, período característico pues durante este se erigieron los primeros monumentos y edificaciones de gran tamaño.

Para el 400 a.c, los territorios de Yucatán ya poseían una alta densidad poblacional de mayas. Para este punto ya se habían comenzado a erigir ciudades importantes como Kaminaljuyú, Takalik Abaj y Chocolá.

Entre ellas, algunas habían alcanzado extensiones de más de 15 km2., un nivel de urbanización increíble para la época.

Auge de la civilización

En este período abarca desde el 200 a.c hasta el 900 d.c, y durante este lapso de tiempo se realizaron las más grandes construcciones de edificaciones y se aceleró el urbanismo.

Parte del característico nivel de desarrollo educativo y artístico data de esta época, donde se realizaron las principales inscripciones de gran magnitud. El avance en su estructura social le llevó a establecer alianzas comerciales con otros poblados, y nacieron fuertes conflictos con otros. Entre esas alianzas se encuentra la influencia de la Ciudad de Totihuacan.

Lee también:  Breve historia de la democracia en México

Las intervenciones de otros grandes imperios establecieron grandes dinastías que dispararon el nivel de desarrollo de ciudades como Tikal, que en un punto llegó a ser el centro del dominio maya en las tierras bajas. De igual forma, otras grandes ciudades como Calakmul, y la gran ciudad comercial Comalcalco.

Algunas de ellas habían alcanzado increíbles avances en sus métodos de construcción. Este sin dudas fue el auge del imperio Maya, pero un nuevo acontecimiento hizo caer el imperio.

Caída del Imperio

Los acontecimientos de la colonización habían sido los responsables de la caída de Tenochtitlán, capital del imperio azteca, para 1521. Hernán Cortés y sus soldados iniciaron una campaña para desestabilizar las comunidades y acabar con el gobierno maya a través de conflictos bélicos.

Durante este período se registran la caída de otros grandes asentamientos como Q’uamarkaj, la ciudad central del reino Quiché. Los españoles habían establecido una demanda tributaria que llevó a casi todas las comunidades a abandonar las intenciones de paz y a alzarse.

Lee también:  Pirámides mayas en México

Francisco de Montejo continuó con la destrucción de varias ciudades mayas establecidas a lo largo de la península de Yucatán. Para 1546 solamente existía un pequeño grupo de ciudades mayas que conservaban su estatus de independencia. Por desgracia aquello no duró mucho, y para 1697 ya había caído la última de todas las ciudades independientes de este reino.

Los mayas habían alcanzado un nivel de desarrollo y de gobierno que se extendió durante milenios y que les hizo pasar a la historia como uno de los imperios más desarrollados de la época.

Por desgracia estos vieron la caída de su civilización al igual que todos sus vecinos, pero aun conservamos su legado en los yacimientos que aún existen y en la historia de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.