Donación de órganos en México

El primer trasplante de riñón exitoso (relacionado con la vida) en México se realizó en 1963. Este había sido sólo el segundo trasplante en América Latina.Posteriormente, los trasplantes de hígado, corazón y pulmón se realizaron en México en 1985, 1988 y 1989, respectivamente.

Asignación y trasplante

México tiene una población de 121 millones de personas. En los últimos años, el número de hospitales autorizados para realizar trasplantes de órganos ha aumentado significativamente.

Actualmente hay 362 hospitales autorizados a realizar trasplantes de órganos. En más detalle, 24 debería hospitales están autorizados para realizar trasplantes de riñón, 74 para trasplante de hígado, 49 para trasplante de corazón, 10 para trasplante de pulmón, 22 para páncreas y 3 para trasplante intestinal.

Donacion de órganos en México

A pesar de todo el interés y los esfuerzos, el trasplante en México enfrenta varios desafíos. Sobre todo, el aumento de los centros autorizados no ha contribuido a un aumento del número de trasplantes, ya que la mayoría de los centros autorizados tienen un volumen muy bajo.

Además, una cantidad considerable de centros autorizados están inactivos, la mayoría de las veces por una variedad de razones que incluyen falta de apoyo financiero, compromiso institucional, una infraestructura insuficiente combinada con una escasez general de donantes en el país.

Lee también:  Extensión territorial de México

Por ejemplo, en 2015 se realizó un total de 2770 trasplantes renales en el país, de los cuales el 70,7% provenían de donantes vivos. La gran mayoría de esos trasplantes incluía 25 centros.

Los restantes 215 centros (89,58%) realizaron 10 o menos trasplantes de riñón, y el 40,9% de los centros no realizó ningún trasplante de riñón. Asimismo, un total de 151 trasplantes de hígado se realizaron en 2015, en 72 hospitales autorizados: sólo 3 (2%) centros realizaron 10 o más trasplantes de hígado, totalmente 47 (63%) centros permanecieron inactivos.

Del mismo modo, en 2015 se realizaron 38 trasplantes de corazón con sólo 1 de 48 centros que realizan 10 o más trasplantes, totalmente 81.2% no han realizado un trasplante cardíaco. Además, en 2015 no se realizaron un trasplante bilateral de extremidad superior, un trasplante de páncreas solo, de pulmón o de aula (tabla 1).

Hay muchos factores que contribuyen al bajo número de trasplantes que se realizan en el país: con una tasa de fallecidos de sólo 4,03 por millón de población, México ocupa el lugar 12 detrás de Puerto Rico, Uruguay, Argentina, Colombia, Cuba, Brasil, Chile, Panamá, Costa Rica, Venezuela y Perú, aunque es el segundo país más poblado de América Latina.

Lee también:  Lista de presidentes de México

Del mismo modo, la tasa de transplantes del país es sólo de 24,4 por millón de habitantes y significativamente inferior a la de otros países de América Latina.

Aunque la conciencia pública ha aumentado, las donaciones no lo han hecho, potencialmente relacionadas con un complejo marco legal que requiere una licencia especial para que los hospitales realicen transplantes de órganos.

Por lo tanto, si hay un donante en un hospital que no está autorizado, y la mayoría de los hospitales no lo están, el donante tiene que ser transferido a una instalación autorizada, complicando el proceso sustancialmente.

Además, México cuenta con un complejo sistema de salud con varios subsistemas que cubren diferentes sectores de la población, cada uno de ellos con sus propios hospitales.6,7 por ejemplo, existe un subsistema que cubre a los que trabajan para el estado (ISSSTE), otro que atiende a los empleados del sector privado (IMSS), para los que trabajan para la industria petrolera nacional (PEMEX), un subsistema para los que pertenecen a las fuerzas armadas, asistencia pública para los que no están cubiertos (SSA); además de la regulación estatal separada y los hospitales privados (6% de la población en México está cubierto por un seguro privado).

Lee también:  ¿Existe la pena de muerte en México?

Los esfuerzos de estos subsistemas no se sincronizan con el propósito de la donación y asignación de órganos. Por otra parte, los órganos de donantes fallecidos del subsistema 1 se utilizan generalmente para los receptores de ese mismo subsistema, independientemente de los tiempos de espera o el progreso de la enfermedad de los pacientes enumerados en otros subsistemas, con insuficiencia hepática fulminante como única excepción.

Por lo tanto, no hay lista de espera regional y, en la mayoría de los casos, no hay comunicación entre los subsistemas de salud en relación con el trasplante.

La cantidad de transplantes realizados por cualquiera de los subsistemas es por lo tanto muy heterogénea, y el acceso al transplante será determinado por el subsistema de salud y la cantidad de donantes que el subsistema en particular es capaz de proporcionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.