Costumbres de los zapotecas en México

Mesoamérica posee una de las historias más ricas, bañadas por la enorme cantidad de tribus prehispánicas que dominaron la región durante el período previo a la colonización. Si bien la mayor parte de su civilización ha desaparecido, existe una gran cantidad de registros que nos ayudan a resguardar parte de su cultura y su sociedad.

Uno de estos, los zapotecas, permaneció como uno de las más a avanzadas para su época durante muchos años antes de su desaparición. Si te interesa aprender acerca de su cultura y su estilo de vida, aquí te hablaremos al respecto.

Arte Zapoteca

Para el período previo a la caída de su imperio, los zapotecas habían iniciado con la utilización de mosaicos en sus edificaciones. Como parte de su arte, el manejo y tallado de la piedra es uno de los más grandes vestigios que se tiene, de los cuales la mayoría funcionaban como un retrato del comportamiento bélico de las sociedades prehispánicas.

Lee también:  Organización política de los Olmecas

Las más constantes de este tipo de manifestaciones son las pinturas y murales entre las que se encuentran los llamados “Danzantes”, una representación de sus sacrificios rituales y la esclavitud.

Los zapotecas llegaron a desarrollar una serie de símbolos de carácter pictórico que actuaba como un sistema de escritura, donde asociaron cada sílaba con un elemento gráfico. Su sistema de escritura fue tan útil que fue implementado por otras civilizaciones en la región durante todo un milenio.

El principal uso de este método era como registro de acontecimientos históricos, siendo predominantemente utilizados por los rangos más altos de su jerarquía. También actuaba como una eficiente forma para llevar el control de las comunidades que controlaban.

En su teología, la muerte y los sacrificios humanos eran acontecimientos de gran importancia cultural. Si bien al comienzo de su civilización sus ritos fúnebres eran simples, más adelante adaptaron una complejidad simbólica asociada a otros elementos como los juegos de pelota, y para los enterramientos de los zapotecas de mayor jerarquía se implementaban edificaciones complejas que incluían cámaras fúnebres, murales decorativos y una serie de estructuras arquitectónicas que hacían de sus tumbas una edificación compleja.

Lee también:  La cultura chichimeca en México

Estilo de Vida

La ciudad principal del imperio durante la mayor parte de su duración fue Monte Albán.

En sus ruinas se distinguen algunos restos de edificaciones dedicadas a las prácticas del deporte, edificios habitables, tumbas o cámaras fúnebres y algunos centros rituales. Su economía y subsistencia se basaba en el cultivo de maíz, cacao, chile y frijoles, que actuaban como principales elementos de su dieta y como productos comerciables con las comunidades vecinas.

Los miembros de las castas más bajas como los campesinos y obreros desarrollaron una amplia serie de artesanías en las que figuran los elementos tejidos, las esculturas y el manejo de la cerámica. Los ciudadanos se veían en la obligación de pagar un impuesto entre los que estaban sus elementos de producción, normalmente alimentos.

Los zapotecas eran una civilización avanzada cuya cultura iba muy ligada al avanzado nivel de desarrollo investigativo que alcanzaron, sus ritos y teología caracterizados por la brutalidad y los tributos para favorecer las actividades domésticas y los vestigios de su arte en forma de cerámicas y edificaciones.

Lee también:  Tradiciones de Chiapas

Sin duda alguna, uno delos más interesantes imperios en Mesoamérica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.