Catedral de Puebla

Historia de la Catedral de Puebla

La construcción en la catedral de Puebla comenzó alrededor de 1535 bajo el patrocinio del obispo de Tlaxcala, pero unas décadas más tarde, el plan de la catedral se cambió a un edificio más grande y más elaborado. Diseñado por el arquitecto Francisco Becerra, el nuevo proyecto comenzó en 1575.

Después de unas pocas décadas más de construcción, el dinero se agotó. El proyecto se detuvo en 1626, pero no por mucho tiempo.

En 1634, el arquitecto principal de la Catedral de la Ciudad de México, por el arquitecto Francisco Becerra, modificó una vez más los planes para la Catedral de Puebla. Su diseño le dio un aspecto más basilical e incorporó el estilo neoclásico.

La construcción comenzó de nuevo, y la catedral fue lo suficientemente completa como para ser consagrada en abril de 1649 por el obispo de Puebla. Pero el trabajo continuó hasta casi finales del siglo XVII: el portal principal se completó en 1664, la torre norte en 1678, el portal norte en 1690 y la torre sur en 1768.

Lee también:  ¿Quiénes vivían en México cuando llegaron los españoles?

¿Qué ver en la catedral de Puebla?

La catedral de Puebla se construyó en estilo renacentista y barroco, con una cierta transición al estilo neoclásico visible en la fachada. A pesar de la decoración típicamente efusiva, el exterior es bastante austero debido a su piedra gris oscura.

La fachada oeste está decorada con estatuas de santos como Pedro, Pablo, José, Santiago el Mayor, Rosa de Lima, Miguel Arcángel, Teresa de Ávila y Gabriel Arcángel. También hay altos relieves de los cuatro reyes españoles de la línea de Habsburgo: Carlos V, Felipe II, Felipe III y Felipe IV.

La catedral es la segunda más grande del país después de la Catedral de la Ciudad de México y sus campanarios gemelos son los más altos de México con cerca de 70 metros de altura. De hecho, una de ellas se puede escalar para disfrutar de excelentes vistas de la ciudad y los volcanes de los alrededores.

El espacioso interior tiene una planta de cruz latina; como era tradicional en la mayoría de las catedrales y templos construidos durante la época de la colonia; este planta cuenta con una amplia nave central flanqueada por dos pasillos a cada lado.

Lee también:  ¿Qué es una ofrenda del día de muertos?

Hay no menos de 14 capillas en toda la catedral, todas decoradas en el efusivo estilo barroco, y en donde podemos encontrar pinturas y representaciones de santos.

Lo más destacado del interior de la catedral es el inusual altar octagonal, diseñado por Manuel Tolsá y construido en 1797. Tiene dos niveles sostenidos por columnas corintias, rematadas con una cúpula modelada en la de la Basílica de San Pedro en Roma.

La catedral de Puebla es considerada hoy en día como un importante museo de arte novohispano y alberga en su interior importantes tesoros; como lo son pinturas, esculturas, carpintería, decorados, cancelería. Así mismo, tiene en su haber un archivo histórico único, con algunos documentos que se remontan a la época de fundación de la ciudad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contadores