La Batalla de Puebla

Antecedentes de la Batalla de Puebla

A finales de 1861, Napoleón III de Francia, envió sus tropas a México, supuestamente para cobrar la deuda de un antiguo Gobierno mexicano. El presidente Benito Juárez había accedido a pagar esa deuda, sólo que a plazos.

El verdadero objetivo de Napoleón III era derrocar al gobierno constitucional de México, instalar una monarquía favorable a Francia y así ampliar el control francés en América Central y del Sur.

Las tropas de Napoleón III ocuparon la ciudad portuaria de Veracruz el 8 de diciembre de 1861. El verdadero objetivo de la expedición pronto se hizo evidente.

La Batalla de Puebla

La fecha del 5 de mayo es significativa en la historia de México y también de América: en primer lugar, la Batalla de Puebla marcó la victoria de las fuerzas del Ejército Mexicano, dirigido por Benito Juárez (presidente mexicano 1858-1872), contra uno de los ejércitos más poderosos y capacitados, como el de la potencia francesa, dirigido por el emperador Napoleón Bonaparte (Napoleón III). Y por otra parte, la derrota del Imperio francés, que truncó los objetivos de extender la monarquía hasta el Centro y Sudamérica para proveer de materia prima y comercio a Europa.

Lee también:  Antecedentes de la Independencia de México

En 1861, debido a la inestabilidad financiera causada por la guerra México-Americana, el Congreso Mexicano acordó suspender los pagos de la deuda exterior durante dos años. Los acreedores en Europa (Inglaterra, España y Francia) decidieron que la intervención sería la mejor manera de cobrar la deuda.

Posteriormente, Inglaterra y España consiguieron negociar por vía diplomática los términos y condiciones en los que se pagaría posteriormente la deuda. Mientras tanto, Napoleón III, gobernante de Francia, decidió invadir México para establecer una monarquía favorable a Europa.

Con ese fin, debería disolver el Gobierno Constitucional Juárez y poner a un rey que respetara su autoridad, eligiendo para tal Maximiliano de Habsburgo, que no pudo aspirar al trono del Imperio Austrohúngaro.

El Presidente Juárez dio órdenes al General Ignacio Zaragoza de detener el avance de las fuerzas armadas francesas en los fuertes de Loreto y Guadalupe, cerca de la ciudad de Puebla.

El 5 de mayo de 1862, los cañones resonaron y los rifles dispararon, y más de mil (1.000) soldados franceses cayeron muertos. Los mexicanos habían ganado la batalla. Maximiliano finalmente fue derrotado y capturado el 15 de mayo de 1867; fue juzgado por un consejo de guerra y ejecutado por un pelotón de fusilamiento el 19 de junio de este mismo año.

Lee también:  ¿Cuáles países invadieron México entre 1821 y 1847?

No obstante, la guerra no terminó allí, sino sólo cinco años después (1867), así la Batalla de Puebla se ha convertido desde entonces para los mexicanos en un símbolo de resistencia contra la invasión de tropas extranjeras.

Batalla de Puebla

Consecuencias de la Batalla de Puebla

El 10 de mayo de 1862, el presidente Juárez declaró que el aniversario de la Batalla de Puebla sería una fiesta nacional, nombrado como el día de la batalla de Puebla o sólo Cinco de Mayo. A pesar de ser reconocido como un día de celebración, hoy en día no es una fiesta federal de México.

Al darse cuenta de que su fuerza expedicionaria no tenía la fuerza necesaria para llevar a cabo la misión prevista, los franceses procedieron a su refuerzo con 30 000 tropas.

En 1863, los franceses volvieron a marchar hacia la ciudad de México, esta vez ignorando Puebla. Después de tener éxito en la captura de la capital mexicana, instalaron el régimen títere del emperador Maximiliano.

Lee también:  ¿Qué es la Rebelión Cristera en México?

A pesar de que la batalla de pueblo no pudo evitar la ocupación francesa de México, fue una victoria importante para los mexicanos. Levantó su moral y fortaleció su determinación en la resistencia a la invasión.

Por otra parte, ha dado al gobierno de Juárez tiempo que éste necesitaba mucho. Aunque se vio obligado a abandonar la ciudad de México hacia el norte, el Gobierno seguiría funcionando y sería reconocido como legítimo por muchas naciones. Maximiliano y sus aliados serían derrotados en 1867.

La Batalla de Puebla también tuvo una gran importancia histórica, ya que acabó con las esperanzas de Napoleón III de conseguir una rápida conquista de México, que planeaba utilizar como base de apoyo a los confederados en la Guerra Civil Americana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

contadores